Las pick ups fueron concebidas desde sus inicios exclusivamente con fines laborales aunque con el paso del tiempo su uso se fue transformando de vehículo de trabajo a objeto de lujo.

Pero en nuestro país el aumento de las ventas de las pick ups siempre está relacionado con el desarrollo de las industrias agropecuarias, mineras y de la construcción, lo que evidencia que las “chatas” son una herramienta de trabajo básica.

Por eso aquí repasaremos algunas características propias de las pick ups que las convierten en las preferidas para hacer trabajos duros y algunas de las camionetas más recomendadas para estos casos.

Pensadas para el trabajo duro

Potencia: La principal tarea que deben cumplir las pick ups destinadas al trabajo es acarrear y remolcar. Para ello es necesario que tengan potencia. Los motores grandes tienen cada vez más caballos de fuerza (por ejemplo el motor V8 proporciona cerca de 400 hp y con un torque se puede duplicar esa cifra). Sin embargo muchas personas se asustan con los motores grandes porque todavía hacen una relación directamente proporcional al gasto en combustible. Esto fue cierto en un momento, sin embargo en la actualidad la tecnología hizo posible motores que ofrecen una mayor eficiencia de combustión, por lo que el consumo ya no es un problema mayor. Además, muchas de las camionetas más vendidas tienen su versión diesel, por lo que no hay de qué preocuparse.

Adaptabilidad al terreno:  En la mayoría de los casos de trabajo pesado las camionetas tienen que recurrir a la tracción en sus 4 ruedas ya que los terrenos pueden resultar irregulares. La estabilidad es una característica sumamente importante en este sentido y sin lugar a dudas mejora la performance del trabajo. De la mano de esta ventaja viene la seguridad: si nuestra pick up puede salir airosa de cualquier sendero por más difícil que sea, entonces nuestra carga estará segura. Es decir que las pick ups son una inversión en términos de logística que beneficiará a cualquier actividad, ya sea agropecuaria, minera, petrolera o de cualquier índole.

Capacidad de carga: Uno de los principales atributos de las camionetas que las convierten en el vehículo ideal para trabajar es su capacidad de carga. Y el lugar por excelencia para transportar mercadería es la caja: este espacio permite facilidad de carga y descarga de objetos voluminosos y/o pesado. Y aquí las camionetas de cabina simple llevan la posta ya que su caja tiene mucho más espacio. Muchos dirán que no son tan lindas o confortables como las de cabina doble, sin embargo son las preferidas por los que la usan para trabajar.

Las elegidas

  • Chevrolet S10: Elegimos a la S10 de versión motor 2.8 turbodiésel de 200 CV y 440 Nm porque resulta potente pero económica. Este modelo tiene una caja de seis marchas y cuenta con tracción: 4×2 y 4×4. La caja de la versión cabina simple puede soportar un peso de 1.258 kilos (4×2) y 1.168 kilos (4×4) y permite un volumen de carga de 1,57 metros cúbicos (gracias a sus 2,32 metros de largo, 1,53 m de ancho y sus 44,1 centímetros de alto). Con respecto al equipamiento, confort y seguridad la S10 tiene ABS, airbags frontales, aire acondicionado, dirección hidráulica, ordenador a bordo, llantas de acero de 16 pulgadas entre otros accesorios 4×4 .

  • Ford Ranger: la marca del óvalo tiene varias opciones de cabina simple que son ideales para el trabajo. Las mismas son sinónimo de potencia, resistencia y durabilidad. Estas camionetas que se fabrican en la planta de Pachecho tienen una caja cuyas dimensiones son: 2,32 metros de largo, 1,56 m de ancho y 51,1 centímetros de altura. Lo que equivale a 1,80 metros cúbicos. Por su parte, la capacidad de carga oscila entre los 1.260 kilos  y los 1.473 kg (según sea la versión diésel 4×4 o naftera 4×2).
  • Toyota Hilux: la Hilux cabina simple producida en Zárate acusa las siguientes dimensiones: tiene una longitud de 2,34 metros y mide 1,52 m de ancho. Con respecto a la capacidad varía entre los 1.015 y los 1.085 kilos dependiendo si hablamos de la versión 4×4 o 4×2. Además una de las ventajas que ofrece la niña mimada de la marca japonesa es que ofrece una versión Cover, que incluye de fábrica una cúpula, lo que resulta sumamente tentador para aquellos que saben que el destino de la caja será llevar mercadería constantemente.

  • Volkswagen Amarok: La caja de la Amarok cabina simple mide 2,20 metros de largo, 1,22 de ancho y tiene una altura de 50,8 centímetros. La versión 4×2 soporta 1.180 kilos, mientras que la 4×4 soporta 1.050 kilos.

¿A vos cuál te gusta más? o ¿qué camioneta usás para trabajar? No te olvides que si querés conseguir los mejores accesorios 4×4 para trabajar con más comodidad podrás visitar nuestra tienda en la que podrás ver todos los accesorios para vehículos, o hacernos todas las consultas que tengas a través de nuestro Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here