En la revista Fourwheeler , Sebastian Varas nos cuenta sobre su recorrido por Argentina, después de recibir una invitación de parte de un club de 4×4 de Villa Carlos Paz. La invitación se dio con el objetivo de recorrer ciertas rutas argentas por unos días.

En realidad, la expedición comenzó en Chile, donde el equipo de Fourwheelers tuvo que atravesar Los Andes en sus camionetas. El viaje tomó cuatro horas, y subieron más de 11, 500 pies de elevación, seguido de una carretera estrecha de una sola vía, donde se podían observar a la perfección los picos cubiertos de nieve. Por 60 millas sus camionetas y jeeps recorrieron caminos y trechos completamente cubiertos de lodo ya que una vez que llegaron a Carlos Paz, una fuerte tormenta les dio la bienvenida.

Apenas, ese fue el comienzo de su viaje por los mejores caminos rocosos de Argentina, y toda Sudamérica.

exploring-south-american-rock-trails-los-gigantes

El líder de sendero fue Martin Airola. Su CJ-5 no es lo que nadie llamarían común. Bajo el capó se encuentra un motor Renault 2.1 turbodiesel dándole un giro perfecto para el pequeño Jeep. Neumáticos Open Dana 44 delanteros y traseros de sólo 30 pulgadas, que no son ningún problema cuando se conoce el terreno y la forma de conducir.

La camioneta Isuzu del año 94 de José Roganti era una mezcla de partes de diferentes marcas. El motor 2.8 turbodiesel fue acoplado a una AX15 (el poder luego pasa a través de una caja de reducción de Toyota y termina en la caja de transferencia de Isuzu). Ejes cerrados de 8 pulgadas de Toyota y neumáticos de 35 pulgadas hicieron parecer fácil el trayecto rocoso.

A excepción de una suspensión trasera, la Mitsubishi Montero (Pajero) de Carlos Veiga era más o menos una camioneta sin modificaciones. Algunos guardabarros le permitieron encajar neumáticos MT de 35 pulgadas.La gran lluvia de la noche anterior volvió a las manchas de hierba en pequeñas trampas. Conduciendo, en realidad se podía ver la superficie de ellas en movimiento. Un poco de patinaje de las ruedas y serían enterradas. Los neumáticos delgados de Martin no ayudaron. Después de unos cuantos jalones con la correa, ya estaba de vuelta en el juego.

 

Los estadounidenses, siguieron su trayecto en Las Sierras de Córdoba. Sierras de Córdoba es una cadena montañosa en el centro de nuestra Argentina. Alcanza alturas de 9.500 pies y es más antigua que los Andes. Cada año WRC (World Rally Car) llega ahí para tener una de las principales carreras de su calendario.

exploring-south-american-rock-trails

El área en la que pusieron sus ruedas a prueba se llama Los Gigantes, en las Sierras de Córdoba. No hay límites a la exploración de este paraíso de rocas. Vos podés elegir cualquier línea que desees dependiendo de qué tan capaz es tu equipo. En un lugar, llamado el “V” si vas demasiado a la derecha o a la izquierda, el peligro está garantizado. Pablo Di Marco conducía su ’98 TJ. El factor copado fue que el 4.0L fue convertido para poder trabajar con GNC (gas natural comprimido). Buena articulación y armarios eléctricos lo ayudaron a viajar a través de las rocas como un campeón.

Después de dos días de excelente conducción a todo terreno por los caminos rocosos argentinos, y después de un buen asado, el equipo parte de vuelta a EEUU.

Compartir
Artículo anteriorChevrolet S10 – La GM
Artículo siguienteAccesorios y Diseños Innecesarios 2015
GUZMAN ACCESORIOS
Somos un autoservicio con venta asistida de accesorios, 4x4, audio y competición. Nos caracteriza la variedad y la cantidad de mercadería, la vocación de servicio, calidad de productos y la innovación para convertir a nuestros negocios en verdaderas boutiques de embellecimiento del automotor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here