Si hablamos de marcas que tienen trayectoria en la fabricación de pick ups no podemos dejar de mencionar a Chevrolet.Dentro las camionetas legendarias de la General Motors la Silverado merece una mención aparte.

Esta pick up se ubicó en el segundo vehículo más vendido del segmento en Estados Unidos, (después de los vehículos de Ford F-Series). Al igual que sus competidoras estaba diseñada para trabajar. Sin embargo, la Silverado se distinguió siempre por brindar prestaciones de confort y lujo.

Silverado en Argentina: su aparición en los ‘80

En el año 1985 la empresa SEVEL comenzó a fabricar en la planta de Ferreyra (provincia de Córdoba) la Chevrolet C-10 en sus dos versiones: Custom y Silverado. Esto marcó un hito importante en la historia de la General Motors que por primera vez permitió que un tercero tuviera la licencia de fabricación de sus vehículos.

Tanto el modelo Custom y como el de la Silverado contaban con las mismas prestaciones en cuanto a su parte mecánica (con un motor 250), pero se diferenciaban con respecto a los accesorios y detalles que tenían incluidos.

En una primera instancia vino sólo con motor naftero y en el ‘86 se agregaría la opción de diésel. Esta Silverado contaba únicamente con tracción trasera y su caja de velocidades era 3 marchas hacia adelante y 1 hacia atrás.

Además, tenía suspensión delantera y trasera, frenos a discos y alcanzaba una velocidad máxima de 140 Km/h. Sus dimensiones eran 4915 mm de largo, 2022 mm de ancho  1758 mm de alto.

Renovación y variedad para todos los gustos

Durante los ‘90 aparece la nueva versión de la Silverado. Sus líneas eran rígidas y su constitución robusta, al igual que sus antecesoras (conocidas en Estados Unidos como Chevrolet C-1500). Pero esta segunda generación había sido pensada para dar respuesta a consumidores particulares, que no sólo querían querían vehículos para trabajar, sino que también demandaban viajar cómodos.

Así Chevrolet cumplía, nuevamente, con sus estándares de calidad, potencia y confort.

Si hablamos de potencia los motores de la Silverado merecen una mención aparte: se ofrecieron las versiones V6 y V8 (en sus versiones nafteras y diésel) con alto cubicaje (desde 4.8L a 8.1L) lo que permitió ofrecer una  cantidad de HP (en muchos casos superaba los 300).

También estuvo disponible en el mercado la Silverado SS. Estas siglas que utilizó la General Motors indicaban que estábamos en presencia de una camioneta de lujo, aunque resultaban accesibles al público. Las mismas tenían una aceleración potente, un manejo sensible, frenos mejorados, tablero de instrumentos, el bordado de los asientos, neumáticos de alto rendimiento, altura de manejo más baja y mejoras sutiles, aunque dinámicas, de la carrocería.

Con respecto a la capacidad de carga neta también Chevrolet ofreció una gran variedad: así estaban los modelos “1500”, “2500” y “3500” (que hacen referencia a las toneladas que podían soportar). Además cada quien podía elegir la caja según sus necesidades: se vendían las “short box” o caja corta, la “standard box” (normal), la “long box” (que como su nombre lo indica es un poco más larga) y la “step side” (cuya caja es más angosta).

También en 1999 aparece la versión con cabina extendida. Esto fue clave para ofrecer mayor confort para los pasajeros.

A lo largo del tiempo se fueron agregando diferentes elementos de lujo en sus diferentes versiones como ventanillas eléctricas, aire acondicionado, radio con CD y tapizados de cuero.

La última versión de la Silverado fue lanzada en 2013. Chevrolet una vez más se superó a sí misma y creó una de las camionetas más eficientes y tecnológicas.

Es por eso que en 2014 fue galardonada como la pick up del año en el concurso “North American Car and Truck of the Year” que se hace todos los años en el Salón Internacional del Automóvil en Detroit, Estados Unidos.

La misma cuenta con un motor de EcoTec3 V8 de 5.3litros, que genera 355 CV. De esta manera se convirtió en una de las pick ups con motor V8 y mejor economía de combustible.

Y si vos aún tenés tu Silverado de manera intacta y querés seguir equipándola, te invitamos a visitar nuestra tienda online y conseguir todos los accesorios.

Compartir
Artículo anteriorF100: sinónimo de robustez y durabilidad
Artículo siguienteToyota Hilux: Medio siglo de historia y pasión
GUZMAN ACCESORIOS
Somos un autoservicio con venta asistida de accesorios, 4x4, audio y competición. Nos caracteriza la variedad y la cantidad de mercadería, la vocación de servicio, calidad de productos y la innovación para convertir a nuestros negocios en verdaderas boutiques de embellecimiento del automotor.

1 COMENTARIO

  1. Muy bueno!!! Pero te agrego algo. La Silverado pisó tierra Argentina en 1979 y de la mano de GMODC, una filial importadora que se creó al retirarse GMA en 1978.
    Su presentación formal fue en Expomovil, en la Rural hacia finés de 1979. Junto con ella arribaron, la Cheyene, el Nova, el Montecarlo, el Chevette, (Americano), el Malibú, (Americano), el Citation. Los comercializaron los concesionarios que quedaron en píe de la anterior GMA.

      • Hacia finales de los 70´s surgió una revista que se llamó “Su Auto” que se comercializó hasta finales de los 80´s. Hubo un número en 1981 con una extensa nota, creo que escrita por Gustavo Durán, con un test a la Silverado “Made in USA” de ese mismo año que se vendía en nuestro país. Si encontrás esa revista vas a tener material de primera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here