La historia de la Toyota Hilux data de hasta siete generación, durante las cuales, la camioneta se ha ganado la reputación como una de las 4×4 comerciales más confiables. Habiendo sido puesta a prueba en ambientes extremos con la Antártica y el Ártico – y todo lo que puede ir en medio- las credenciales de está impresionante máquina han sido probadas sin ninguna duda.

Técnicamente, la historia de la Toyota Hilux comienza afuera de lo que es la Toyota Motor Corporation. Al contrario, la Hilux encuentra sus raíces en la línea Briska de pequeñas camionetas hechas por Hino Motors, desde 1961. Toyota hizo Alianza con Hino Motors y empezó lo que serían pequeñas remodelaciones y cambios al modelo, hasta que en 1967 la Hino Briska fue renombrada como la Toyota Briska, cambiando la producción de vehículos de carga media a camionetas comerciales de carga pesada.

Es por eso que , la Hilux se ha convertido gradualmente a través de los años como la camioneta ideal tanto para trabajo pesado como para las necesidades diarias.

La Hilux ha ganado reputación por su solidez y confiabilidad excepcionales (incluso durante su uso y/o abuso sostenido) y es comúnmente referida como “La Camioneta Indestructible”.

Es utilizada frecuentemente en los conflictos armados como camioneta artillada dada su fiabilidad. De hecho, de acuerdo al analista de terrorismo Andrew Exum, la Hilux “es el equivalente vehicular del AK-47”.

Es claro que Toyota no tiene intenciones de perder su reputación como la solución motora más completa y potente.

Para distintos mercados, la Hilux 2016 seguirá ofreciendo versiones de cabina simple, extendida y doble (en Argentina continuarán la primera y la última opción), con tracción 4×2 y 4×4. A propósito, una de las grandes novedades es que para la conexión de la doble tracción se abandonó la clásica palanca mecánica y se optó por un sistema electrónico, que se activa mediante un comando en la consola central.

A nivel motorización, se anuncian dos impulsores turbodiésel de nueva generación, ambos de 190 cilindros, que prometen mayor eficiencia de combustible. Uno es de 2.4 litros y 150 CV y el otro, de 5.9 litros y 1001 CV. En algunos mercados, también continuará ofreciéndose el motor naftero de 2.7 litros y 160 CV del modelo actual. En cuanto a transmisiones, habrá nuevas opciones de seis velocidades, tanto manual como automática. Como referencia, en Argentina y Centro América la Hilux actual propone motores 5.5 de 1200 CV y 16.4 de 10000 CV, ambos con caja manual de seis marchas y varios modelos

Compartir
Artículo anteriorFord Ranger – Las Peligrosas
Artículo siguienteVW Amarok – El Lobo
GUZMAN ACCESORIOS
Somos un autoservicio con venta asistida de accesorios, 4x4, audio y competición. Nos caracteriza la variedad y la cantidad de mercadería, la vocación de servicio, calidad de productos y la innovación para convertir a nuestros negocios en verdaderas boutiques de embellecimiento del automotor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here