Para muchos la mejor manera de disfrutar el tiempo libre es hacer viajes o escapadas con la familia. Poner en marcha el motor y salir a recorrer nuevos lugares junto a nuestros seres queridos es una experiencia inolvidable.

Por eso acá te contamos qué medidas de seguridad tenés que implementar para que tu próximo viaje familiar sea seguro y que te lleves de él el mejor recuerdo.

1- Controlá el motor y llevá el equipamiento 4×4 correcto: si tenés conocimientos sobre mecánica te aconsejamos que revises el motor en busca de desperfectos. Sino, un mecánico podrá hacer este control por vos. Además, antes de salir chequeá que los niveles de agua, aceite y aire en los neumáticos sean los indicados. Así mismo, deberás llevar el equipamiento 4×4 de emergencia (como botiquines, matafuegos, agua extra) además de la documentación obligatoria para circular.

2- Informate sobre el estado de las rutas y el pronóstico meteorológico: ¿alguna vez te pasó tomar una ruta que estaba cortada por mantenimiento? Para evitar esto te aconsejamos leer sobre el estado del tránsito y las carreteras. En la actualidad hay muchas aplicaciones y servicios de información que pueden resultar sumamente útiles. Otro de los consejos es conocer el pronóstico del clima. Como sabemos los factores meteorológicos pueden incidir sobre el viaje: la lluvia reduce la visibilidad y adherencia de los neumáticos, si sabés que va a hacer frio tendrás que tener abrigos a mano o si está pronosticado mucho calor deberás equiparte con agua y controlar que el sistema de refrigeración funcione correctamente.

3. Conocé la ubicación de las estaciones de servicio: Generalmente los espacios de servicios están señalados en las rutas, aunque, en la actualidad, a estas indicaciones se le suma la información que suelen brindar los GPS. Por lo que si al equipamiento 4×4  le sumás un sistema de GPS te ahorrarás muchas dudas e incertidumbres.

4. Manejá con precaución: este consejo aplica en todo momento. Respetá las velocidades máximas y mínimas indicadas, así como el descanso cada 2 o 3 horas. Además si te sentís cansado o somnoliento tenés que hacer un parate. Recordá que estás en modo “vacaciones” y el viaje es parte de ellas.

5. Los niños bien asegurados: Si tus hijos son chicos tenés que conseguir un equipamiento 4×4 especial: las sillas de retención. Éstas vienen en 2 tamaños de acuerdo al peso de cada niño. Para bebés de hasta 12,13 kg están las sillas 0, las que deben colocarse en el sentido contrario a la marcha. De esta manera la cabeza, cuello y columna del bebé estarán mejor resguardados. Al instalar la silla te aconsejamos controlar que el sistema de anclaje de la silla está correctamente instalado. También deberás chequear que los arneses estén debidamente ajustados y durante el viaje mirá a través del espejo retrovisor que los mismos se mantengan en su lugar (los niños durante el trayecto pueden moverse y se les pueden salir). Si tu hijos tienen más de 12 años tendrán que usar directamente el cinturón de seguridad para adultos.

6. Compartí la responsabilidad de conducción en viajes largos: si el trayecto que pensás realizar es muy largo lo ideal es que puedas contar con alguien que pueda secundarte para conducir. De esta manera podrán turnarse cuando se sientan cansados y hacer que el viaje sea más seguro.

 

Y si querés equipar ahora tu 4×4 para tenerla a punto para tu próximo viaje familiar no dejes de visitar nuestra tienda. Además, podés hacernos todas las preguntas que tengas a través de nuestro Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here